No dejes que se pierda el momento

Vamos bien con los preparativos pero una cosa nos atrasa más que cualquier otra: la falta de donaciones para los gastos que desafortunadamente son inevitables.